‘¿Por qué no te vas, Jaime?’ (Juan Carlos Escudier)

El lenguaje de la realeza es singular. La Zarzuela no anuncia que Marichalar y Elena de Borbón se separan, un trago muy vulgar por el que pasan miles de parejas en España. De lo que informan es del “cese temporal de su convivencia matrimonial”. El eufemismo al poder.

Es este país hay cosas que no se pueden contar. No se puede hablar, por ejemplo, de las verdaderas razones del ‘ictus’ de Marichalar, un episodio del que se dio cuenta casi como un ‘accidente de gimnasio’. Tampoco es políticamente correcto explicar las interioridades de un matrimonio de conveniencia, por el que no estarían dispuestos a pasar millones de plebeyos. Si a los dibujantes de El Jueves les han impuesto 3.000 euros a cada uno por un chiste cuál no sería la condena por decir simplemente la verdad. Uno es pobre y sin recursos. Ustedes perdonarán el silencio.

Más en Preferiría no hacerlo.

Anuncios

14 noviembre 2007. Uncategorized.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: